Blog

Situaciones tipo de peligro de avalanchas

Por 29 noviembre, 2018 diciembre 5th, 2018 Sin comentarios

“Situaciones tipo” indicadas en el libro LAWINE

Durante este invierno vamos a ir añadiendo entradas al blog en el que explicaremos las “situaciones tipo” indicadas en el libro LAWINE de Rudi Mair y Patrik Nairz

Ambos predictores trabajan para el servicio de predicción de Avalanchas del Tirol Austriaco (http://lawine.tirol.gv.at/) y en base a su experiencia tanto en la emisión de boletines como en el análisis de accidentes, han llegado a la conclusión de que todos los accidentes siguen patrones comunes relacionados con el tipo de nieve y la situación meteorológica. Es lo que ellos llaman “situaciones tipo”. Su libro, de momento, se puede encontrar en inglés, alemán e italiano (esperemos pronto poder verlo en español).

A lo largo de los inviernos, y analizando los accidentes de su zona de predicción, han identificado situaciones casi idénticas. La estructura base de estas situaciones es la combinación de una estructura en el manto nivoso y las condiciones meteorológicas posteriores, que ha influido directamente sobre los eventos analizados.

Las personas que practican deportes invernales en la montaña desde hace años tienen más experiencia, y por tanto, tienden a reconocer (a menudo de forma inconsciente) esas situaciones de avalancha y adoptan en consecuencia un comportamiento para evitar problemas.

El grado de peligro emitido en un boletín por el servicio de predicción correspondiente permite conocer la situación, ya que no sólo da la distribución espacial del peligro sobre el terreno, sino también la sobrecarga necesaria para el desencadenamiento del alud, o aquellos puntos donde es más probable un alud espontáneo. La escala de peligro da resultados muy buenos cuando se aplica en combinación con estrategias de reducción del riesgo (método de reducción, stop or go, etc etc).

Los predictores somos conscientes de los problemas que encuentran algunas personas a la hora de entender e interpretar la escala europea de peligro de avalanchas. Seguramente se debe al hecho de que hay situaciones un poco particulares, como por ejemplo que con un grado de peligro 3 (considerable) no se describe una única situación, sino que comprende varias situaciones diversas, bastante diferentes entre si, y que están contenidas entre el grado de peligro 2 (moderado) y 4 (fuerte).

¿Qué son las situaciones tipo de peligro de avalanchas?

En el día a día nos encontramos a menudo con situaciones tipo, no solo en el sector de la nivología. Las situaciones tipo de las que vamos a hablar están relacionadas con eventos que se repiten, y que se pueden clasificar y subdividir en categorías.

En concreto, se trata de situaciones de peligro claramente definidas, evidentes y siempre recurrentes.
La clasificación de estas situaciones tipo (ST) se basa en la comparación entre la estructura actual del manto nivoso e combinación con los eventos meteorológicos posteriores. La estructura del manto nivoso es un reflejo siempre de las condiciones meteorológicas precedentes.

Analizando los accidentes ocurridos en el Sud Tirol se han elegido 10 ST que cubren aproximadamente un 98% de las situaciones de peligro que pueden ocurrir durante un invierno. Estas situaciones tipo se caracterizan por su carácter repetitivo a lo largo del invierno, y a lo largo de diferentes inviernos.

Para poder recordarlas fácilmente, se han nombrado de la siguiente forma:

  • ST1 la segunda nevada
  • ST2 Alud por deslizamiento de la nieve
  • ST 3 Lluvia
  • ST4 Frío sobre caliente/Caliente sobre frío
  • ST5 Nieve después de un largo periodo de frío
  • ST6 nieve reciente fría con débil cohesión acompañada de viento
  • ST7 zonas con poca nieve en inviernos con mucha nieve
  • ST8 Escarcha de superficie enterrada
  • ST9 Nieve granulada cubierta por nieve fresca
  • ST10 Situación de primavera

Considerando toda una estación invernal, podemos decir que, por suerte, no durante todo el invierno hay situaciones tipo de peligro; sino que hay momentos, incluso largos periodos, en los que las condiciones pueden ser favorables.

Estas 10 ST se presentan en momentos diferentes del invierno; y también se suelen verificar en determinadas altitudes y exposiciones.

Asimismo el potencial de peligro de una ST es una función entre la distribución temporal y la espacial, en combinación con la “fuerza destructiva” intrínseca de cada ST. Con fuerza destructiva se quiere referir a los posibles efectos de una avalancha causada por la ST. Por ejemplo, en el caso de la ST 10 (situación de primavera) se mueve gran cantidad de nieve húmeda con características totalmente diferentes a las de la St1 (segunda nevada). Por eso, en la ST 10 el daño potencial es mucho más elevado que en la ST 1.

Aunque así presentado puede parecer complicado, realmente no lo es. Con esta nueva clasificación se pretender ayudar a reconocer en el tiempo las diferentes ST, y en consecuencia poder adoptar un comportamiento adecuado. Algunos servicios de predicción están barajando la posibilidad de introducir estas situaciones tipo (no confundir con los problemas tipo), ya que ayuda a interpretar el grado de peligro de la escala, y al mismo tiempo proporciona información adicional que pude ser tenida en consideración tanto por el profesional, como por el usuario.

La próxima entrada explicaremos la ST1, ¡La segunda nevada!

Para abrir boca este es el resumen: después de la primera nevada del invierno son habituales las avalanchas de nieve sobre terreno con fuerte pendiente y liso. Estas avalanchas pueden crear problemas. Después de la segunda nevada importante, empieza a desencadenarse avalanchas de placa. Estas vienen a ser consideradas las típicas avalanchas desencadenadas por los esquiadores, y son las responsables del 95% de los accidentes portales por avalancha. La segunda nevada es decisiva, porque de vez en cuando puede llegar a formarse un estrato débil entre el manto nivoso correspondiente a la primera nevada, y el de la segunda, que puede llegar a dar problemas sólo con el paso de un esquiador. En la mayor parte de los casos, estas avalanchas suceden en pendientes fuertes a la sombra, y en cotas altas (>2000 m) o muy altas (>3000 m).

Esta situación nivometeorológica se une a las ganas de salir a disfrutar de la nieve a principio del invierno. Combinación explosiva.

Deja un comentario