Blog

ATES

Por 19 diciembre, 2019 Sin comentarios

Escala de Exposición al terreno de Aludes

ATES

Cada vez más se oye hablar de la ATES. Pero parece que no está muy claro qué es o para qué sirve.

Algunos piensan que son mapas donde te dicen si hay riesgo de aludes o no; o dónde hay aludes, o cuándo hay aludes. Otros descargan los archivos kmz y los meten en el navegador para saber si están en un tipo de terreno o en otro. Pero en ninguno de esos casos se está usando ATES como debería.

La idea de publicar esta entrada en el blog es explicar qué es ATES, cómo se usa y para qué sirve, de manera que desde el primer momento, y en vista de que cada vez se está cartografiando más zona, sepamos utilizar bien esta herramienta.

La información contenida en esta entrada ha sido obtenida de la web https://www.avalanche.ca/tutorial/pre-trip-planning/avaluator-trip-planner

¿Qué es ATES?

La Escala de Exposición al Terreno de Avalanchas (Avalanche Terrain Exposure Scale ATES) es una metodología desarrollada por Parks Canada para ayudar al usuario que practica montaña invernal a considerar todos los parámetros que influyen el peligro de avalancha relacionados con el terreno. 

Sabemos que dentro del triángulo de riesgo de aludes; las condiciones de la meteo y la nieve son cambiantes, el grupo también es cambiante, pero el terreno es un elemento fijo.

También sabemos que hay una serie de factores del terreno que influyen en la probabilidad de que haya una avalancha, y en agravar sus consecuencias. Estos factores son la pendiente, la rugosidad, los anclajes, la forma del terreno, la presencia de trampas, la morfología de la ladera, etc. Valorar todos estos parámetros sobre el terreno requiere experiencia y muchas veces no es fácil. Sobre todo si vamos a una zona nueva y desconocemos con detalle cómo es; o si hay poca visibilidad y no podemos apreciar bien el terreno.

Lo que hace ATES es clasificar el terreno en 3 categorías, atendiendo precisamente a los parámetros de terreno nombrados anteriormente.

Tipos de terreno

De este modo el terreno pude ser:

Terreno simple: 

El terreno simple corresponde a zona de poca pendiente o terreno con una densa cubierta forestal. Algunos claros en el bosque pueden implicar zonas de llegada de aludes poco frecuentes. Las posibilidades de ser alcanzado por un alud en este tipo de terreno son bajas, pero no nulas. Existen muchas opciones para reducir o eliminar la exposición.  Este terreno viene indicado en color VERDE.

Circular por terreno simple requiere sentido común, llevar el material adecuado, tener conocimientos de primeros auxilios básicos y la capacidad de considerar los avisos (meteorológicos e información nivológica). En general circular por terreno simple implica asumir poco riesgo y por tanto es perfecto para personas que se inician en la práctica de actividades en terreno nevado para ir ganando experiencia poco a poco. El terreno simple no implica que no existan avalanchas ya que en días con peligro de aludes elevado, puede haber avalanchas incluso en esta clase de terreno.

Tipos de terreno

Terreno exigente:

El terreno clasificado como exigente está expuesto a canales de aludes bien definidos, zonas de salida o trampas del terreno. Existen opciones para reducir o eliminar la exposición si se realiza una buena gestión del terreno, eligiendo bien el trazado. Este terreno viene indicado en color AZUL.

La circulación en terreno exigente requiere la capacidad para reconocer y evitar el terreno de avalanchas. Además hay que saber interpretar bien el Boletín de Peligro de Aludes, tener la capacidad de llevar a cabo un rescate, conocimientos de primeros auxilios y experiencia en el trazado y gestión del grupo. Se recomienda haber realizado cursos de aludes antes de circular por este tipo de terreno, o contratar un guía profesional.

Tipos de terreno

Terreno complejo:

El terreno complejo está expuesto a múltiples aludes y a numerosas, superpuestas y grandes extensiones de terreno abierto y fuerte pendiente. Corresponde con zonas de salida múltiples con trampas abajo. Las opciones para reducir la exposición son mínimas.

El terreno complejo exige grupos fuertes con muchos años de experiencia en la toma de decisión y en el trazado de rutas en terreno invernal. A veces no hay opciones seguras en las rutas ya que la exposición a grandes laderas es inevitable. Se recomienda que en el grupo haya participantes con formación en cursos de avalanchas de nivel alto y con varios años de experiencia. Asegúrate que tu grupo es consciente del riesgo que asume circulando en este tipo de terreno. Si no estás seguro de tus capacidades o las de tu grupo, contrata un guía profesional.

El límite entre un tipo de terreno y otro no es una línea fija en el terreno. Por eso, se marcan transiciones como áreas donde 2 tipos de terreno se solapan unos 15-20 metros.

Uso del Avaluator™ Trip Planner

Avaluator™ Trip Planner es una herramienta gráfica que combina las condiciones de la nieve (peligro de aludes emitido a través del Boletin de peligro) con el tipo de terreno (clasificación ATES) para una ruta determinada en un día concreto. Utiliza una escala de colores (rojo, amarillo y verde) para indicar qué formación y experiencia es necesaria para realizar la actividad en condiciones de seguridad. En las zonas de contacto entre colores, el usuario decide qué nivel de riesgo está dispuesto a asumir.

Para ello, da una serie de recomendaciones, según en la zona que caigas

NO SE RECOMIENDA: no se recomienda circular por la montaña si no se poseen conocimientos de nieve y aludes de nivel profesional o experto. Condiciones propicias para que tengan lugar accidentes por aludes.

PRECAUCIÓN EXTRA: posibilidad de aludes por causas humanas o naturales. Los accidentes son frecuentes en esta franja. Se requiere un nivel avanzado de comprensión del peligro de aludes existente.

PRECAUCIÓN: hay que saber reconocer el peligro y tener unas habilidades básicas de rescate y de circulación segura. Las condiciones son adecuadas para entrar y circular por terreno de aludes y los accidentes son poco probables.

Avaluator™ Trip Planner no puede predecir dónde o cuándo hay aludes, ni tampoco dice por dónde se puede o no se puede ir, pero ayuda a decidir si estás en una zona donde te encuentras cómodo gestionando el riesgo, o por el contrario, estás por encima de tu nivel.

Si no te encuentras cómodo en la zona amarilla, para un día concreto tu única opción en bajar una categoría en la clasificación del terreno.

Esta matriz pone de manifiesto que no todas las rutas se pueden hacer con cualquier grado de peligro, y que las actividades que se desarrollan en terreno complejo entrañan riesgo alto los días de peligro 3 Considerable.

¿Cómo utilizar ATES?

El orden lógico es el siguiente:

  1. Determina tus objetivos personales del día. Antes de empezar, piensa en cuál es tu motivación. Esto te ayudará a identificar el nivel de riesgo que estás dispuesto a aceptar. ¿Voy para entrenar? ¿para conocer una zona nueva? ¿Para pasar el rato con amigos? ¿para conseguir un objetivo que tengo en la lista de “algún día lo haré”?¿Para poner la foto en las redes sociales?
  2. Elige a tu grupo. Deberán compartir contigo el objetivo de la actividad. Busca un grupo cohesionado, donde exista buena comunicación y un nivel físico y técnico similar.
  3. Comprueba el boletín de peligro de aludes. Consulta el grado de peligro, el problema de avalancha que da, y localizalo en el terreno en función de la altitud y la orientación. Comprueba que probabilidad de desencadenamiento hay, qué tamaño, si son naturales o accidentales y en qué momento del día. Invierte un tiempo en buscar esta información. Consulta el boletín oficial actualizado de tu zona en avalanches.org
  4. Usa Avaluator™ Trip Planner. Elige el nivel de riesgo que estás dispuesto a asumir. ¿teneis experiencia trazando en zonas donde hay aludes? ¿Sabéis tu y tu equipo llevar a cabo un rescate en caso necesario? ¿Tenéis un buen nivel de esquí que os permite acceder a pendientes fuertes? ¿eres capaz de gestionar el riesgo, aplicar buenos hábitos de circulación e identificar las señales de inestabilidad en la nieve? Elige en qué zona de la matriz te encuentras cómo haciendo la actividad (zona roja, zona amarilla o zona verde) y usando el Avaluator™ Trip Planner identifica qué tipo de terreno puedes recorrer ese día en concreto en función del peligro de alude sindicado en el boletín. EL nivel del riesgo asumido es una elección muy personal.
  1. Elige la ruta. Con la ayuda del Avaluator™ Trip Planner has definido el tipo de terreno en el que puedes circular. Ahora elige una ruta adecuada a ese terreno y al grupo.
  2. Planifica la ruta. ¿Qué desnivel? ¿Qué longitud? ¿Qué tiempo aproximado? ¿Qué puntos peligrosos? ¿Qué putos de toma de decisión? ¿Qué planes alternativos? Ayúdate de mapas, imágenes aéreas, guías, reseñas, para tener toda la información respecto a tu ruta.
  3. Comparte la información con el grupo. Todos los que participan en la actividad deben tener la información y hagan el esfuerzo de conocer los detalles de la actividad. ¡Que nadie sea una maleta!¡No asumas tú toda la responsabilidad de la planificación! O no dejes que otros la asuman por ti porque igual no lo hacen tan bien como crees. Todos somos responsables de nuestra seguridad personal y la de nuestro grupo.
  4. Lleva el material. Haz la mochila de acuerdo a la actividad que vas a hacer. Que no falte DVA, pala, sonda, casco, ropa de abrigo, botiquín, agua y comida, móvil con baterías, mapa o GPS, crampones y piolet, etc.
  5. Comunica donde vas. Deja siempre dicho dónde vas, cuántos vais y el tiempo aproximado de tu actividad.
  6. Comprueba la realidad. Una vez sobre el terreno se consiente de que las cosas pueden ser diferentes a como planeaste, y por tanto debes adaptarte a los cambios. No seas rígido; toma decisiones justificadas y valoradas.

ATES es una herramienta de planificación, para utilizar al pensar en la actividad que vas a hacer.

No es una herramienta de navegación para emplear sobre el terreno mientras haces actividad.

No dice dónde hay aludes y dónde no; ni cuándo hay aludes o cuándo no.

Ten en cuenta que puede haber elementos del terreno que no estén contemplados por cuestiones de escala.

Deberás siempre valorar sobre el terreno tu exposición a las avalanchas

Puedes encontrar ATES de las siguientes zonas montañosas

Valle de Arán https://lauegi.conselharan.org/ates/

Tavascán http://www.tavascan.net/es/la-pleta/alta-muntanya/itineraris-hivernals/

Andorra http://www.allaus.ad/

Posets https://montanasegura.com/cartografia-ates-en-el-macizo-de-posets/

Aneto http://montanasegura.com/cartografia-ates-en-el-macizo-del-aneto/

Respomuso-Panticosa (Infiernos) https://montanasegura.com/cartografia-ates-en-el-macizo-de-infiernos/

Bisaurín-Valle Aragon-Cirque d’Aneou-Portalet (disponible en breve) http://ates.pirineos-pyrenees.eu/

Deja un comentario