• Blog
  • Calendario
BlogNoticias

Cambios en la escala de tamaño de los aludes

Por 16 noviembre, 2018 noviembre 23rd, 2018 Sin comentarios

Clasificación de los tamaños de avalanchas

En la reunión de los Servicios Europeos de Predición de aludes (European Avalanche Warning Services) que tuvo lugar en Junio 2017 En Tutzing (Alemania) se acordó el cambio de LOS NOMBRES en la escala de clasificación de tamaños de avalanchas.

Como sabéis, existe una clasificación de tamaños que inicialmente se basaba en una serie de parámetros como podían ser el volumen de nieve movilizado, el desnivel recorrido, masa, etc.

Sin embargo, estos parámetros son bastante difíciles de manejar porque, al ver una avalancha, ¿quién es capaz de decir si tiene 1.000m3 o 50.000m3 a ojo? Así que se decidió clasificar las avalanchas de acuerdo a 3 criterios:

  • Potencial destructivo
  • Longitud de la zona de depósito
  • Dimensión

Estos parámetros son fáciles de manejar por el usuario ya que, por ejemplo, para calcular el potencial destructivo, ciertos objetos de los que conocemos su dureza o resistencia ante una avalancha se ponen “de forma imaginaria” en el camino de la avalancha, y hay que preguntarse: “esa avalancha concreta, ¿puede romper un coche? Y la misma avalancha, ¿llegaría a destruir un camión?”.

El tamaño de los aludes se puede definir a través de un número (Escala de 1 a 5 con valores intermedios de 1.5 hasta 4.5); o bien con palabras (purga, pequeña, mediana, grande, muy grande). NO CONFUNDIR CON EL RIESGO DE DESENCADENAMIENTO DE AVALANCHAS

Hasta Junio de 2017 la clasificación de los tamaños era la siguiente

Número Denominación Potencial destructivo Dimensiones y zona de llegada
Tamaño 1 PURGA Mínimo peligro de enterrar a una persona (peligro de caída) Desplazamiento de la nieve que se para normalmente antes del final de la pendiente
Tamaño 2 PEQUEÑA Puede enterrar, dañar o matar una persona. El alud se para normalmente al final de la pendiente.
Tamaño 3 MEDIANA Puede enterrar y destrozar un coche, dañar un camión, destruir un edificio pequeño o romper algunos árboles.

 

El alud puede atravesar terreno plano (considerablemente por debajo de los 30°) de longitud menor a 50m.
Tamaño 4 GRANDE Puede enterrar y destruir un vagón de tren, un camión grande, varios edificios o una parte de bosque. El alud atraviesa terreno plano (considerablemente por debajo de los 30º) de longitud mayor a 50 m y puede alcanzar el fondo de valle.
Tamaño 5 MUY GRANDE Puede alterar el paisaje. Posibilidad de daños catastróficos El alud llega al fondo de valle; zona de máxima llegada conocida.

Esta clasificación daba lugar a situaciones muy curiosas, ya que por definición “un alud pequeño es el que tiene capacidad de enterrar, dañar o matar una persona”. De manera que los predictores, al escribir un boletín, debían poner frases como “cuidado con los aludes pequeños capaces de matarte”. 

Suena incongruente eso de que te maten aludes pequeños. No sé si da risa o lleva a confusión. Pero el caso es que no llega a sonar bien del todo.

 

Claro, cuando vemos un alud, y más en nuestras montañas, que consideramos según nuestro criterio “pequeño”, evidentemente no es capaz de matarnos, porque en comparación con nuestra dimensión de persona media (1,70 de altura y 75 kg) es pequeño. Sin embargo, cuando vemos un alud que realmente es capaz de enterrar una persona instintivamente diremos “un alud bastante grande” cuando por definición será “pequeño”; y si ya el alud es capaz de destruir un coche, o un camión diremos “una burrada de alud, enorme”, cuando por definición según la escala es “mediano”.

Con todo este cacao, en la reunión de Tutzing se acordó subir un grado sólo la denominación de los aludes, de modo que fuera más acorde con nuestra apreciación comparativa de practicante de deportes invernales. Esta nueva denominación se debía hacer efectiva en la temporada 2018-19, es decir, esta que empieza, dando a todos los servicios un tiempo de adaptación al cambio.

Nueva denominación

De este modo, la clasificación según el número, el potencial destructivo y las dimensiones de la zona de llegada quedan igual. Sólo cambia el nombre del siguiente modo (en paréntesis aparece la denominación antigua)

Más información avalanches.org

Nueva clasificación

Tamaño 1

Denominación: (Purga) -> PEQUEÑA

Potencial destructivo: Mínimo peligro de enterrar a una persona (peligro de caída)

Dimensiones y zona de llegada: Desplazamiento de la nieve que se para normalmente antes del final de la pendiente

Tamaño 2

Denominación: (Pequeña) -> MEDIANA

Potencial destructivo: Puede enterrar, dañar o matar una persona.

Dimensiones y zona de llegada: El alud se para normalmente al final de la pendiente.

Tamaño 3

Denominación: (Mediana) -> GRANDE

Potencial destructivo: Puede enterrar y destrozar un coche, dañar un camión, destruir un edificio pequeño o romper algunos árboles.

Dimensiones y zona de llegada: El alud puede atravesar terreno plano (considerablemente por debajo de los 30°) de longitud menor a 50m.

Tamaño 4

Denominación: (Grande) -> MUY GRANDE

Potencial destructivo: Puede enterrar y destruir un vagón de tren, un camión grande, varios edificios o una parte de bosque.

Dimensiones y zona de llegada: El alud atraviesa terreno plano (considerablemente por debajo de los 30º) de longitud mayor a 50 m y puede alcanzar el fondo de valle.

Tamaño 5

Denominación: (Muy grande) -> EXTREMO

Potencial destructivo: Puede alterar el paisaje. Posibilidad de daños catastróficos.

Dimensiones y zona de llegada: El alud llega al fondo de valle; zona de máxima llegada conocida.

Para que os hagáis una idea de las dimensiones de las avalanchas, la clasificación queda así

Avalancha pequeña

La que te puede enterrar parcialmente

Avalancha mediana

La que te puede matar

Avalancha grande

Destruye un coche, una camioneta, una caseta

Avalancha muy grande

Destruye un vagón, un camión grande, varios edificios

Avalancha extrema

La mayor avalancha conocida en esa zona que causa daños catastróficos en el paisaje
Grados de peligro

Este cambio va a afectar también a la definición de los grados de peligro de la escala europea

La Escala europea de peligro de aludes, una escala uniforme con cinco grados de peligro de aludes. Y es la que actualmente se emplea en los Boletines de peligro de aludes (BPA) de los organismos oficiales. Gracias a esta escala, profesionales y amateurs podemos referirnos a los mismos niveles de peligro cuando visitamos otros países.

Pero eso ya lo contaremos otro día.

Todas estas fotos y definiciones, pueden ser encontradas en la web del EAWS www.avalanches.org.

Deja un comentario